lunes, 10 de marzo de 2008

solamente 6 semanas

Hoy, lunes, he pensado que era el momento adecuado de empezar el nuevo blog, blog que será mi herramienta para ir actualizando mi presente, antes de empezar el camino, y donde pienso contaros mi devenir durante el viaje. Me parece mentira, mi segundo camino, no me lo puedo creer. No puedo creer cómo el año pasado me lancé sin pensar nada, solamente tenía que hacerlo por dos causas: reto personal y reto espiritual. Pasé momentos malos, momentos muy buenos, cada día fue una experiencia distinta, y os puedo asegurar que eso me va a acompañar siempre. Hay una frase que refleja perfectamente este primer camino: LA IGNORANCIA ES MUY ATREVIDA, y en mi caso se ajusta perfectamente a la realidad, pero BENDITA IGNORANCIA, porque si hubiera pensando desde el punto de vista de la inteligencia (experiencia cero, inexperiencia 100), jamás hubiera hecho el camino.
Ahora, delante del teclado, me pongo a pensar en las personas que he conocido gracias al amigo Santiago. La verdad es que no encuentro adjetivos para catalogarlos. Ese bendito fin de semana en Burgos forma parte de mi camino, ese bendito fin de semana en el que nos juntamos un montón de personas de diferentes sitios de España, con muchos kilómetros de distancia (pero que no fue impedimento para que nos conocieramos personalmente). En mi casa os conocen de tanto hablar de vosotros, de contar vuestras hazañas (porque para mi lo son), hazañas que tienen que irse engordando con el paso del tiempo.
Pues ha sido ahora (quizás la salida de Marcos and company y de Sherpa haya sido el detonante) cuando el virus del Camino me ha empezado a atacar con más fuerte intensidad, ahora a falta de 6 semanas para la partida. Solamente 6 semanas, no me lo puedo creer, pero es cierto. 6 semanas para coger el autobús, 6 semanas para encontrarme con el Jaizkibel, 6 semanas para pegar mi culo al sillín... Kili, prepara ese txakolí; Rober, no te olvides de la sidra; y tu Santiago espérame, que pienso llegar.
Espero poder ayudar de alguna forma a mis compañeros que salen después, Tomás y Carmelo (vaya parejita de campeones), poder contarles lo más fielmente posible de los sitios por los que voy a pasar, para que mi experiencia les pueda ayudar a ellos en su camino.
Bueno, yo creo que para ser el primer día, el día que inauguro este blog, ya está bien, pero he de añadir que, gracias a este foro que nos une, he conocido a un forero de Rivas, Javi.Rigor, y a sus amigos. He compartido con ellos varias salidas, me han aceptado, y la verdad es que me están ayudando bastante, aunque ellos no se den cuenta. Muchas gracias. Además, están también a las puertas de hacer su Camino desde León, y es posible que al final en Santiago nos encontremos, pero dejemos que el destino nos guíe. Intentaré ayudarlos en lo que pueda.
On the road again (como la canción de un grupo de rock que se llamaba Barrabás), en el camino otra vez, hay que llenar muchas páginas con muchas vivencias, muchos sentimientos, muchos paisajes, muchos recuerdos, muchas fotos, muchas......

Forza e coraggio

4 comentarios:

Jordi dijo...

Ya tengo ganas de empezar a leer tu Camino.
Estare siempre para animarte.
Tienes razon lo de Burgos nos impactó a todos.
Muchos animos.

Ultreia et suseia
(fuerza y coraje)

Jordi

KiliKolo dijo...

No podía faltar a la cita con mi compañero "Leornardo" jejeje.
Aqui estoy, contento ademas, porque podré conocer la cronica de una de las etapas en vivo y en directo de tu persona. El txakoli ya se esta enfriando y los pintxos encargados.
Considerate afortunado ya que tienes una nueva oportunidad de abrazar al Apostol y en esta ocasión con el 90% de experiencia y 0% de ignorancia. Ahora ya sabes lo que es El Camino y podrás disfrutarlo mas aun.

Un abrazo desde la orilla del río por el que baja una gabarra.

Javi.Rigor.Rivas dijo...

Miguel, el placer de que nos acompañes es nuestro. Gente tan maja como tú es un orgullo conocerla.

Por cierto, me estoy leyendo tu primer blog. Como dice Kili, que grande Leonardo!!!

Un abrazo.
Buen Camino.

ricardo dijo...

Amigo y bicicompañero:

Desgraciadamente para mi, no sé si este año podré remediar el virus caminero realizando algún nuevo trazado por cuestiones laborales, así que no me quedará más remedio que intentar llevar lo mejor posible esta fuerte sensación de febril efervescencia cuando se acercan las fechas primaverales y una recua de bicigrinos os lanzais al camino poniéndome, si cabe, los dientes largos.
Personalmente te deso las mejores venturas en tu senda y que el buen amigo Santi te proteja hasta que logres alcanzar su compañía.

Un fuerte abrazo y ya sabes que tenemos pendientes nuevos encuentros, en familia. Hasta siempre.
ULTREIA ET SUSEIA